Perderse es la mejor manera de encontrarse con uno mismo.

Para todos aquellos que visitan por primera vez La Estantería de Daniel, les agradezco por haber tomado un espacio de su valioso tiempo para leer este artículo. Si desean echar un vistazo a los textos que he escrito previamente, solamente deben dar click a cualquiera de los siguientes enlaces: Lección 1Lección 2 y Lección 3.

Captura de pantalla 2015-06-21 a las 18.58.07


El propósito de la lección de esta semana, es motivarle a emprender un viaje hacia su propio interior, que le permita conocerse a fondo y definir si la persona que proyecta ser hoy, es realmente la persona que lleva dentro.

 Lección 4: Perderse es la mejor manera de encontrarse con uno mismo.

Resulta interesante ver como diariamente las personas, cada vez dedican más y más tiempo a trabajar, mirar la televisión, navegar por las redes sociales, entre muchas cosas más y poco a poco olvidan reservar un espacio en sus agendas, para estar en contacto con ellos mismos. De pronto viven más pendiente de lo que acontece a su alrededor, en lugar de lo que sucede en lo más íntimo de su ser.

¿Cuándo fue la última vez que encendió el piloto automático y fue de un lado a otro, sin parar, pensar, sentir o tomarse el tiempo para apreciar los detalles que le ofrece la vida?

Inmersos en este estilo de vida, es común que en nuestro interior surjan diversos cuestionamientos, pero debido al poco tiempo que dedicamos a reflexionar, terminamos desechando todas esas preguntas, ideas o pensamientos que, de ser consideradas, serían un “estorbo” en el desarrollo de las rutinas diarias en las que acostumbramos a vivir.

Haber estado durante un mes a miles de kilómetros de casa, del trabajo, de mis amigos o de cualquier ambiente con el que estaba familiarizado, fue una oportunidad para hacer un alto en el camino y dejar de huir de todas aquellas situaciones en las que era consciente que existían incoherencias en el fondo y que era necesario tomar decisiones, que no había tomado por miedo o por el hecho de que existía la posibilidad de equivocarme.

Durante la travesía, tuve la oportunidad de caminar a orillas del río Trastévere, sentir la brisa fresca en mi cara y apreciar el hermoso paisaje que la cuidad de Roma me ofrecía. En algún momento de la caminata, me senté a la sombra de un árbol y decidí responder varias preguntas que emanaban de lo más profundo de mí ser como: ¿quién soy?, ¿soy realmente feliz?, ¿qué quiero para mi futuro?, ¿cuáles son mis fortalezas y debilidades?, ¿lo que hago a diario está acercándome cada vez más a cumplir mis sueños?…

DSC01448

Luego de dos horas de debatir conmigo mismo, fui capaz de entender que la respuesta a cada una de esas interrogantes no dependía de nadie, ni mucho menos de factores externos como solía pensar, por el contrario TODAS las respuestas estaban dentro de mí.

Ser libres nos obliga a elegir entre descubrirnos y ser nosotros mismos o engañarnos y vivir una falsedad.

Pregúntese a usted mismo: ¿existe un vacío existencial en su interior, que le impide saber si se encuentra en el camino correcto?, ¿se encuentra desmotivado?, ¿hay algo con lo que se siente inconforme en su vida y quiere mejorar?

La mejor forma de poder dar respuesta a todas esas preguntas, es emprender un viaje introspectivo hacia nuestro ser, nuestra esencia, conectándonos con el silencio, escuchando nuestra voz interna e identificando aquello que de repente hace vibrar nuestra alma y despierta en nosotros algo desconocido, tal vez dormido, y que de inmediato, como nunca hasta entonces, reconocemos como nuestro. No es preciso irse lejos, tampoco tiene relevancia si escogemos un lugar en la cuidad o el campo, lo importante es darse la oportunidad de entablar una conversación sincera y amena con nosotros mismos.

9-fondos-pantalla-roma-10241

Encontrarse con uno mismo es aceptarse plenamente, reconocer nuestras debilidades, tener fe, confiar en nosotros, tener claridad en quienes somos, hacia donde nos dirigimos y conectarnos con nuestro propósito vital. Todos nacemos sin saber quiénes somos, sin embargo encontrarnos a nosotros mismos es parte esencial de nuestras vidas, en pocas palabras es la razón fundamental de existir.

Para finalizar quisiera compartir esta frase del padre de la literatura motivacional, James Allen:

“La persona que piensa que su vida es el resultado de condiciones externas, suele ser víctima de ellas. No obstante, cuando crea conciencia del poder creativo que reside dentro de ella y entiende que es allí donde se encuentra tanto las semillas como la tierra que da fruto a tales circunstancias, solo entonces se convierte en dueña y señora de sus pensamientos”

No olvide que el secreto de encontrarse con uno mismo está en perseguir sus anhelos, escuchar los deseos de su corazón y despertar para hacer realidad todo aquello que siempre ha soñado.


La próxima semana, no se pierda en la Estantería de Daniel la quinta lección.

¡Hasta Pronto!

Daniel Rodríguez Abarca.

Anuncios

3 comentarios

  1. Otrs lectura más para darnos cuenta que no vamos por la vida, más bien la vida nos lleva y simplemente somos seguidores. Sin embargo pocas veces nos detenemos a pensar que no es el camino que queríamos seguir y lo que es peor, cuando nod percatamos de ello ya es demasiado tarde y hay poco que hacer o ya lo que está hecho no tiene reversa. Por eso, es ahora cuando hay que hacer ese alto en el camino que menciona Daniel y tomar el camino que nos lleva a donde queremos estar en el futuro. No retrasemos más este análisis. Gracias Daniel por esta tercera entrega de tus vivencias.

    Me gusta

Haznos llegar tu opinión sobre este artículo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s