Este y todos los días… ¡Felicidades mamá!

Mamá

Dedicatoria: A madre Virginia, abuela Blasa y tías Elina, Maribel, Nidia y Mayela. ¡Gracias por todo el cariño y amor! 

Hoy 15 de Agosto en Costa Rica honramos a esa mujer que ha estado a nuestro lado durante toda la vida y que posee un lugar muy particular en nuestro corazón.

  A ti mamá en este día tan especial.

Es probable que no recordemos con exactitud cual fue la primera palabra que logramos pronunciar cuando éramos bebés, sin embargo creo que la mayoría de nosotros luego de interminables repeticiones de sonidos y vocales logramos decir MAMA. Que mejor forma de agradecerle a esa persona tan especial que nos llevó en su vientre durante nueve largos meses y que tuvo la oportunidad de vivir la experiencia de tener dos corazones latiendo en un mismo cuerpo.

Por esa razón el día de hoy mamá, quiero hacer un alto para agradecerte por todas aquellas cosas que has hecho por mi y por las cuales quizá no recibiste nunca un agradecimiento.

Mamá

Gracias mamá:

Por decir sí a compartir tu cuerpo, aire, mundo y darme el más grande de todos los regalos: la vida.

Por guiar mis primeros pasos y darme la seguridad de tus brazos para apoyarme aún cuando pensaba que ya no podía seguir más.

Porque mi felicidad siempre fue, es y será tu mayor prioridad.

Por todas las noches en vela en las que no paré de llorar y estuviste ahí para consolarme hasta que concilié nuevamente el sueño.

Gracias por los principios y valores que desde pequeño me inculcaste. Estos son los pilares que dan soporte a mis pensamientos, acciones y decisiones.

Gracias por enseñarme a dar a los demás sin esperar recibir algo a cambio.

Por tus castigos, regaños y por cada una de las lecciones de vida que me han hecho ser mejor persona.

Porque gracias a ti reconocí que el mayor de los tesoros no es aquel que acumulamos en la tierra, si no el que llevamos en el corazón.

Porque aún cuando la distancia nos separaba, siempre me hiciste sentir a tu lado.

Diapositiva1

Por todas las noches que permaneciste a mi lado para cuidarme cuando estaba enfermo.

Por escucharme, guiarme todos estos años y por siempre estar ahí para mi.

Porque cuando todos parecían darme la espalda, siempre tuviste los brazos abiertos y el corazón lleno de amor.

Gracias por tu fe sin limites y  por todas las noches enteras que pasaste orando cuando tenía un problema.

Por el sacrificio de trabajar día y noche para darme siempre lo mejor. Por haber renunciado a tus sueños y metas para poder hacer realidad las mías.

Por enseñarme que si me propongo algo, por más difícil y complicado que sea, siempre seré capaz de lograrlo si realmente lo quiero.

Gracias mamá, porque HOY soy lo que soy gracias a ti.

Quiero que sepas que estés donde estés, ya sea a mi lado o guiando mis pasos desde el cielo, nunca podré terminar de agradecerte por todo lo que has hecho por mí, de igual forma mi corazón jamás dejará de quererte… y el día que eso suceda entonces este probablemente no se encuentre latiendo más.

¡Feliz día de las madres! Les desea La Estantería de Daniel

Anuncios

Un comentario

Haznos llegar tu opinión sobre este artículo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s